Diferenciar ratas y ratones

Las ratas y los ratones son roedores muy parecidos; por ello, hoy te explicamos sus diferencias:

Diferencias físicas

Es importante saber que las ratas y los ratones NO pertenecen a la misma especie. La rata pertenece al género Rattus que contempla hasta 57 especies, y el ratón pertenece al género Mus que contempla unas 38 especies.

La principal diferencia física entre ambos roedores es el tamaño: la rata es más grande que el ratón. El peso de las ratas suele ser de 300 gramos aproximadamente, mientras que el peso de los ratones suele ser de 150 gramos.

Además, las ratas tienen las patas y las orejas más grandes que los ratones.

En cuanto al color, las ratas suelen ser de colores oscuros (marrón, negro, grisáceo) y los ratones combinan colores claros con oscuros (marrón, blanco, gris).

quiero más información

Diferencias de comportamiento

Las ratas son capaces de expresar emociones a través de su comportamiento: menean la cola o rechinan los dientes para expresar felicidad.

Tanto ratas como ratones son sociables y les gusta la compañía de otros de su especie, aunque no es aconsejable juntar a un ratón macho con varias hembras, ya que podrían surgir graves conflictos.

En cuanto a su alimentación, las ratas son omnívoras y los ratones son herbívoros.

Por último, un ratón no manifiesta tan rápido la agresividad como las ratas, pero si pueden erguirse y atacar.

En conclusión, las ratas suelen ser más agresivas y dañinas, mientras que los ratones son más dóciles y juguetones.

quiero más información

Prevención y eliminación de ratas y ratones

Eliminar ratas y ratones no es tarea sencilla; por ello es muy aconsejable prevenir su presencia a través del orden y limpieza. Pero si tienes la mala suerte de tener esta plaga en tu negocio o vivienda, te podemos ayudar.

Antes de proceder a la eliminación de la plaga en Campos Serrano realizamos un diagnóstico de situación que consta de:

  • Inspección previa: se comprueba in situ el problema para ofrecer la solución más adecuada.
  • Diagnóstico de situación: el Responsable Técnico emite un diagnóstico de la situación en la que se encuentran las instalaciones, en el que se indican las deficiencias, soluciones y técnicas a realizar para erradicar la plaga.

Después, se procede al diseño del sistema de gestión para el control y monitorización de la plaga.

  • Diseño: se define el tratamiento a realizar para erradicar la plaga.
  • Tratamiento: el Técnico Aplicador realiza el tratamiento requerido; en este caso, la eliminación de la plaga se llevará a cabo con tratamientos de choque que consisten en la colocación de veneno en portacebos de alta seguridad. Además, también realizamos tratamientos puntuales que consisten en la colocación de trampas de pegamento con atrayentes para potenciar el desplazamiento y captura del roedor.
  • Monitorización: se establecen mecanismos de vigilancia para ver la evolución del tratamiento. En el caso de esta plaga se realizará una revisión mensual durante tres meses.

Por último, se realiza un informe y una evaluación final.

Compartir este post