Endoterapia para la procesionaria

La procesionaria del pino (también conocida como Thaumetopoea pityocampa) es una especie de lepidóptero defoliador que abunda en los bosques de pinos ubicados en Europa del Sur, Asia Menor y Norte de África.

Ciclo biológico

Esta especie tiene un desarrollo tipo holometabólico que consta de 3 fases:

  • Embrión (huevo)
  • Larva (oruga)
  • Pupa e imago (adulto/mariposas)

El verano es la estación en la que se aparean estos insectos. Todo comienza al atardecer, cuando las hembras son localizadas por los machos: al anochecer se produce el apareamiento. Esa misma noche las hembras ponen sus huevos en las copas de los árboles y, entre 30 y 40 días más tarde, nacen las larvas, que pasarán por 4 estadios larvarios; después pasan a la fase de pupa en la que cada oruga procesionaria teje su capullo, y en 30 días se convierten en crisálida.

Daños y picadura

Esta plaga forestal es capaz de defoliar inmensamente los árboles, dejando los bosques “enfermos”. Además, este insecto también es conocido por desprender unos pelos que provocan una fuerte irritación en oídos, nariz y garganta.

quiero más información

Tratamiento de la procesionaria

En Campos Serrano Biólogos, como expertos en el control de plagas y en tratamientos fitosanitarios, recomendamos, como tratamiento para poner fin a esta plaga la endoterapia.

Este tratamiento consiste en aplicar inyecciones en el sistema vascular de los árboles consiguiendo así que la plaga que se está alimentado de ellos se vea afectada por el insecticida inyectado.

La endoterapia funciona gracias al flujo de savia que hay en el interior de los tejidos vasculares de los árboles (xilema), siendo este flujo de savia determinado por la transpiración y la capacidad de intercambio osmótico en las raíces.

Existen varios sistemas de endoterapia:

  • Baja presión: en este sistema la presión utilizada se encuentra entre 0,2 y los 0,7 bar. Consiste en inyectar una solución de fitosanitario en el tronco a una altura determinada. Este tipo de endoterapia está diseñada para potenciar la eficacia del tratamiento, ya que se consiguen mejores resultados con menos inyecciones. Su principal ventaja es la reducción de los riesgos sobre la salud de quienes habitan el árbol (insectos y animales).
  • Alta presión: en este sistema la presión utilizada se encuentra entre 0,7 y 0,3 bar. Para llevarlo a cabo se usan equipos con bomba que proporcionan presión al fluido inyectado. Su principal ventaja es que el tiempo de tratamiento por árbol se reduce a 1-3 minutos y, su principal inconveniente, que puede ocasionar daños a la madera de los árboles.

Además de la endoterapia existen otros métodos para eliminar la procesionaria, por ejemplo, el metodo de la trampa de captura, la fumigación o el corte y quema de bolsones. Pero, como hemos dicho anteriormente, la endoterapia es el tratamiento que nosotros recomendamos.

quiero más información